En consulta con la Dra. Alma Lorena Clemente Martínez y siguiendo un debido seguimiento y revisión de las encías de los pequeños, se pueden evitar las caries de biberón que se originan por la exposición frecuente de los dientes del niño a líquidos que contienen azúcares como la leche, fórmula, jugo de fruta, refrescos y otras bebidas azucaradas.

Los azúcares que contienen estos líquidos se fijan alrededor de los dientes y las encías del bebé y sirven de alimento para las bacterias que originan la placa. Cada vez que un niño consume un líquido azucarado, los ácidos atacan los dientes y la encía. Después de varios de estos ataques, los dientes comienzan a cariarse.


¿Cómo puedes prevenir las caries de biberón?
-Nunca permitas que los niños se queden dormidos con un biberón con leche, fórmula, jugo o cualquier líquido azucarado.
-Asegúrate de limpiar y masajear las encías del bebé una vez por día para ayudarlo a desarrollar dientes saludables y facilitar la dentición.
-Envuelve un trozo de gasa humedecido o una toallita alrededor de su dedo y masajea suavemente las encías y tejidos gingivales.
-Al cepillar los dientes del niño, usa un cepillo suave y una cantidad de pasta dental del tamaño de un chícharo.
-Hasta que el niño aprenda a escupir, utiliza pasta dental sin fluoruro.
-Debes llevar a tus hijos al dentista por primera vez entre los 6 y 12 meses.